Artículos de Lectura


 
LA DESACRALIZACION DEL HINDUISMO POR LA CONSUMICIÓN OCCIDENTAL

LA DESACRALIZACION DEL HINDUISMO POR LA CONSUMICIÓN OCCIDENTAL

La Desacralización del Hinduismo por la Consumición Occidental

Rama P. Coomaraswamy

Me crié en Haridwar, una de la ciudades sagradas de la India, y de joven viví como un Hindú ortodoxo durante muchos años; fui investido con el Yajnopavite, o cordón sagrado, y por lo tanto puedo declarar desde un punto de vista Hindú que soy un dwija o “nacido dos veces”. Esto junto con un estudio a lo largo de toda la vida del Hinduismo, proporciona al lector una idea de mis cualificaciones para hablar del tema.

Ahora bien, hay tres cultos hindúes y un medio culto, que me gustaría tratar esta no-che —proclamando cada uno de ellos traer a Occidente la antigua sabiduría de Oriente y siendo aceptado cada uno de ellos por muchos occidentales, entre ellos miembros de culto y Fundamentalistas anti-culto— como “lo real”. El primero es la “Meditación Trascendental” de Mahesh Yogi. Notaréis que yo no agracio su nombre con el título de Maharishi que significa “gran santo”. El segundo culto es el de Aurobindo —a menudo llamado el Teilhard de Chardin del hinduismo, y cuya revolución más importante en este país ha sido el Instituto Eselin y en la Iglesia Católica las exposiciones de Bede Griffiths. El tercero es el movimiento iniciado por Rajneesh Bhagavan (Osho) quien gustaba describirse a sí mismo como “el bendito que se reconoció a sí mimo como Dios”. Éste murió recientemente en la India de una oclusión coronaria en circunstancias poco divinas. El último culto, que es el “medio culto”, es el Movimiento New Age (Nueva Era), el cual tanto sus amigos como enemigos dicen que está basado en principios hindúes.

CUALQUIER ARTÍCULO O LIBRO QUE TE INTERESE, CONTAMOS EN LA SEDE CON UNA BIBLIOTECA. TIENES QUE COMUNICARTE PARA FOTOCOPIAR O GRABAR CD CON 1.800 LIBROS.


 
En la cama - Sex Coaching; Nora Valerii. Revista Venezolana www.cg.com.ve

En la cama - Sex Coaching; Nora Valerii. Revista Venezolana www.cg.com.ve

Sex Coaching

Adiestramiento íntimo


Sumario


Para algunos puritanos, es síntoma de la “decadencia” del imperio -porque nació en Nueva York-; para otros, una opción hasta “cómica” … Un puñado tilda la tendencia de “inmoral”, mientras que no pocos le dan el beneficio de la duda… Descubra el Sex Coaching, servicio muy íntimo en el que uno o dos contratan a un experto en materia sexual para ser evaluados y luego entrenados en sus deficiencias. ¿Se anima a ser el próximo alumno?


Diferenciando entre aquellos que siendo superficiales “ponen énfasis en las posiciones y en la genitalidad, más no en transformar la sexualidad de la pareja”, la argentina Olga Tallone -psicóloga, sexóloga clínica, psicomotricista, profesora de Expresión Corporal y Terapeuta Corporal quien durante 20 años ha dirigido el primer Taller de Trabajo Corporal y, desde 1974, investiga el tantra y sexualidades orientales hasta que, en el año 2002 fundó el Tantra Club, donde ejerce tareas de docencia  e investigación-, expone que trascendiendo el viso de novedad adjudicado a esta tendencia -quizás por el hecho del vocablo anglosajón que ahora la identifica-, ella misma ha fungido como entrenadora sexual desde hace más de 20 años.

Su colega y mentor Adrian Sapetti, especialista en Psiquiatría, Psicoterapia y Sexología Clínica, director del Centro Médico de Sexología y Psiquiatría de Buenos Aires y presidente de la Sociedad Argentina de Sexualidad Humana (SASH), lo confirma al rememorar que “la práctica vivencial no es nueva. Nació con los encuentros gestálticos de la Escuela de Palo Alto y las experiencias emocionales correctivas en los años 60 y 70, que luego en el país fueron perseguidas por la dictadura”.


¿Qué es y cómo opera un sex coach?


Para Tallone, el concepto alude a “un especialista acreditado por su profesión de psicólogo o sexólogo clínico con conocimientos sobre terapia sexual focalizada para parejas” y cuyo reto es “mejorar la comunicación sexual, dando herramientas para adquirir nuevos guiones y repertorios sexuales, de tal modo que hablen de sus preferencias, rompan mitos y tabúes y los reemplacen por información científica”.

Los modos de impartir estas asistencias varían. A diferencia de Amaranth, Tallone tiene una entrevista previa donde el paciente(s) y experto se precalifican mutuamente “para luego recibir un módulo personalizado centrado en los aspectos que denotan conflictos”.

Sin tener una receta fija, y siendo creativa en el abordaje, “porque cada pareja es un universo diferente”, Tallone relata que cada entrenamiento, “in situ, guiando, enseñando y poniendo el cuerpo”, dura al menos “dos horas e incluye lo vivencial. Personalmente, utilizo el repertorio tántrico por considerarlo una instancia superadora a las terapias sexuales convencionales. La pareja siempre debe concluir la sesión con agradecimiento, generosidad, tolerancia, alegría, reconocimiento, sin juzgar y sin juzgarse; aún cuando aparezcan los desacuerdos”, afirma.

El límite de la injerencia del contratado estará en “no erotizar sin una intencionalidad clara, no sobrecargar con ‘tareas’ para el hogar y dar a la dupla lo que necesita y no lo que quiere”, amplía la consultada.

Estos educadores proactivos pueden echar mano de estrategias milenarias centradas en posturas, también pueden inspirarse en las premisas del sexo tántrico, como lo hace la argentina desde el Tantra Club, donde “trabajo con grupos de aprendizaje de referencia positiva (grupo cognitivo) focalizados, Terapias Sexuales Tántricas -módulos individuales para mujeres y para varones (se abordan patologías como la eyaculación precoz, la anorgasmia, la baja del deseo sexual y disfunción eréctil)-, una instancia superadora para estas afecciones y más acorde a las demandas actuales”. De esa forma, enseña a comunicarse sexualmente y a tener autoconocimiento del propio deseo, “porque ser un super amante significa, sobre todo, registrar las señales del otro”, aclara. Guiando para alcanzar un “estado de absoluta entrega que conjugue lo erótico y lo afectivo” y libere a la pareja de la posesión “para lograr la verdadera unidad espiritual”, sus erudiciones bien pueden ser aprovechadas por alumnos que anhelan incrementar su rendimiento y fortalecer su cultura al respecto.


¿Quiénes lo necesitan?


Con un peculiar grado de apertura, y tomando del Coaching en general el espíritu dinámico, el Sex Coaching rescata el interés por cultivarse en los terrenos amatorios, misión cumplida a través de la teoría y la práctica referida a la sexualidad que, como define Tallone, es “un holón que implica vínculo, género, reproducción y erotismo”.

Sin discriminaciones de edad o género, esta tabla de salvación está destinada a todos, mucho más si se considera que “no nos han enseñado a comunicarnos sexualmente. Cuando el varón dejar de ser  dominante y de ‘cosificar’ a su compañera, y cuando la mujer aprende a pedir, a explorar, venciendo sus miedos, entonces se construye un ‘Nuevo Pacto Fundacional’, espontáneo, sincero (no ‘sincericidio’), sin pudor, con lenguaje adulto y apropiándose cada uno del derecho al goce”, advierte Tallone, luego de enumerar las señas que pueden dictar voces de alarma más directa en quienes “no se expresan sexualmente, practican rápido y con poca frecuencia, manifiestan patologías que podrían terminar siendo excusas para no tener relaciones, sólo sienten cariño por el otro, ven en el sexo una mera descarga y compromiso y no una plenitud, hablan de todo menos de ellos, cuando se levanta la barrera del pudor y se calla, cuando se pierde la vida social y aparece el encierro y aislamiento o cuando el deseo pareciera arreglarlo todo: hoy un orgasmo y mañana un rencor”.


¿Qué “músculos” se fortalecen?


Confirmando que “es un mito que el amor y el deseo se acaban porque en lo que no se quiere ahondar es en la dificultad que tenemos para profundizar en los vínculos y relaciones”, para Tallone, la mayor virtud de este sistema es “alimentar la espiritualidad perdida” y una vía puede ser “practicando Tantra, Terapia Sexual o visitando a un especialista en este tipo de adiestramientos. Cada integrante del dúo debe perder el miedo a ser abandonado si se manifiesta y a ser tomado por débil si claudica a la lucha por el poder”.

La ardua faena redundará en un rescate de “la comunicación, conectada a la autoestima y a la seguridad de una persona, se construye, se aprende, se negocia. La convivencia forja barreras de pudor y está cargada de mitos y creencias generalmente en un nivel inconsciente; entonces la sexualidad se transforma en un puente que arrincona y aleja, en vez de unir y relacionar. Trascender en pareja es trasgredir lo que somos y comprender la tarea de complementarnos. Esto es espiritualizar el vínculo; ser una Unidad de la que ninguno es el dueño. Quien vive en libertad y acepta las diferencias, sabrá entonces qué es el amor”.

Con un amplio archivo de favores que variará porque no existe “una sexualidad para todos”, quienes opten por este vanguardista mecanismo de auxilio estarán de alta cuando logren “expandir la mente, romper con mitos, tabúes y falsos convenios de lealtad. El único órgano erótico es la mente. No se busca que los participantes sean atletas sexuales; sino que cada uno se conduzca a su mismidad y a sus deseos internos. Es un re-aprendizaje, ‘lo psicoeducativo es como una erección, si la tienes se nota’. En este tipo de terapia son los mismos participantes quienes hablan de sus cambios. Cuando ellos relatan su Nuevo Pacto Fundacional, nos están diciendo que ya están fortalecidos y que tienen las herramientas necesarias para continuar solos”, momento de gloria, porque tendrán muchas batallas ganadas: “Aquellos que tienen resuelta o satisfactoria su vida sexual o la sexualidad en su totalidad, posee mayor autoestima, son más tolerantes y creativas. Interactúan mejor en su vida social; se recuperan más rápido de rupturas sentimentales; saben, sienten, intuyen y perciben que la vida son ciclos, por lo tanto, tienen un nivel de frustración más elevado”, concluye la experta.



Datos del Sex Coaching

  • Olga Tallone, psicóloga, sexóloga clínica, psicomotricista, profesora de Expresión Corporal, Terapeuta Corporal y fundadora del Tantra Club (www.tantra-club.com.ar), explica que un módulo de entrenamiento sexual cuesta unos 300,00 dólares. En Europa, las tarifas suelen oscilar entre los 200 euros por hora de una sesión domiciliaria.

  • Un entrenador sexual no debe tocar ni acercarse demasiado a la pareja, su misión es la de mero espectador para luego pasar a la evaluación, el diagnóstico y formular la agenda de “enmiendas”.


                                                         Epígrafes


“La convivencia forja barreras de pudor y está cargada de mitos y creencias generalmente en un nivel inconsciente; entonces la sexualidad se transforma en un puente que arrincona y aleja, en vez de unir y relacionar. Trascender en pareja es trasgredir lo que somos y comprender la tarea de complementarnos”


“…cada entrenamiento, ‘in situ, guiando, enseñando y poniendo el cuerpo’, dura al menos ‘dos horas e incluye lo vivencial. Personalmente, utilizo el repertorio tántrico por considerarlo una instancia superadora a las terapias sexuales convencionales…”


“No se busca que los participantes sean atletas sexuales; sino que cada uno se conduzca a su mismidad y a sus deseos internos. Es un re-aprendizaje, ‘lo psicoeducativo es como una erección, si la tienes se nota”