Artículos de Lectura


 
QUÈ HAY EN FACEBOOK QUE PUEDE INTERESARTE SOBRE TANTRA CLUB ARGENTINA.

QUÈ HAY EN FACEBOOK QUE PUEDE INTERESARTE SOBRE TANTRA CLUB ARGENTINA.

En Facebook, "Apasionados del Tantra con Olga Tallone" , grupo cerrado, estoy subiendo notas y artìculos escritos por mì; pueden ser de referencia positiva para conclusiones y por supuesto para la Especialidad en general.

Si aùn no estàs pedi ser miembro y podras leerlos. No los subo aquì para no crear confusiòn.
Recuerden que "Vìnculos Tantricos", tambien grupo cerrado, es sòlo para los participantes entrevistados y que concurren o concurrieron a Talleres.

"Apasionados..." y las pàginas de Facebook "Formacion en Tantra" y "TantraClubArgentina" es para cualquier persona que desea informarse què es Tantra, TantraClub,  Sexualidad, Sagrado, Espiritualidad, Placer como herramienta de Evoluciòn y otros conceptos bàsicos de lo que Tantra ES y que la Humanidad Debiera SER.


"Creado para la Especialidad de Tantra" es sòlo para los alumnos que cursan la Formaciòn.

Gracias por leer. Un abrazo de Celebraciòn y Lucha !

 

TRATAMIENTO DE LA EYACULACIÓN PRECOZ, ASPECTOS MÉDICOS Y PSICOLÓGICOS

TRATAMIENTO DE LA EYACULACIÓN PRECOZ, ASPECTOS MÉDICOS Y PSICOLÓGICOS

Definición DSM IV: La eyaculación se presenta antes de que el individuo lo desee debido a una ausencia recurrente y persistente de un razonable control voluntario de la eyaculación y del orgasmo durante la actividad sexual.

Se considera eyaculador precoz, al varón que no tiene, no ha adquirido o ha perdido la capacidad de decidir, dentro de límites razonables, su capacidad de control del momento eyaculatorio. El E.P ignora, no percibe y tiene dificultades en darse cuenta de sus sensaciones eróticas previas. Como si sufriesen de anestesia genital. Su cuerpo no les avisa que van a eyacular.

Características: - ausencia de control voluntario sobre reflejo eyaculador; - disminución de las percepciones placenteras del orgasmo; - siempre o casi siempre con todas o casi todas sus compañeras; - ansiedad; - generalmente al introducir o intentar introducir el pene.; - mejor control con autoestimulación; - disminución o ausencia de la percepción de las sensaciones eróticas una vez que ocurre la excitación sexual; - mal aprendizaje repetido del control eyaculatorio.

En la filogenia y ontogenia de la especie humana, la E.P es un problema de larga data y prevalente. Se la puede considerar un problema devenido culturalmente.
La eyaculación es un fenómeno del S.N simpático que sucede en tres etapas dependientes de un reflejo neurológico: emisión, eyaculación exterior y cierre de cuello vesical. Los estímulos son iniciados en el área genital y enviados desde el nervio dorsal al cerebro. Luego de procesados, viaja la orden a centros medulares eyaculatorios (torácicos y lumbares). Producen contracción de la musculatura de los deferentes enviando espermatozoides a la uretra prostática, que triplica su volumen y son estas percepciones de acumulación las que provocan las sensaciones de inevitabilidad eyaculatoria. Se produce el cierre del cuello vesical, lo que se traduce en la propulsión del líquido seminal hacia delante. Los estímulos nerviosos, por los nervios sacros causan contracción de los músculos cavernosos llevando semen con fuerza hacia la salida de la uretra. Son 6 a 8 contracciones separadas por un intervalo de 0,8 segundos cada una.

El orgasmo es la traducción sensorial a nivel cerebral de este mecanismo, que se completa con contracciones de los músculos lisos sexuales y del interior de la pelvis. Varía de individuo a individuo, desde un acontecimiento local en área pelviana hasta estados convulsivos con tensión y espasmos clónicos de las extremidades, pudiendo en algunos casos durar algunos minutos.

El encuentro sexual humano responde a conductas visuales y evocativas. La evocación del placer orgásmico, obra como incentivo. El sistema límbico subcortical integra esos estímulos con centros apetitivos y consumatorios (área hipotalámica pre óptica medial- APOM). De esta forma el orgasmo depende fundamentalmente del APOM lo mismo que el período refractario que le sigue a la resolución. El sistema nervioso simpático y somático sensitivo son las vías periféricas necesarias para su ejecución.

Los mecanismos que disparan el orgasmo del varón; la neurotransmisión dopaminérgica, permite la sucesión encadenada de los eventos consumatorios. La dopamina alcanza elevados niveles hasta la eyaculación, momento en el cual decrece bruscamente, dando lugar a los neurotransmisores opioides, que propician la sensación placentera del orgasmo y cuya desaparición podría desencadenar el período refractario.

La E.P se debe raras veces a causas orgánicas y nunca hay problemas orgánicos cuando la E.P. es primaria. Cuando es secundaria puede encontrarse como síntoma de disfunciones erectivas; problemas urológicos como prostatitis o uretritis, diabetes, tumores medulares, esclerosis en placa o acontecimientos importantes en la vida sexual con estrés que pueden originar trastornos temporales con pérdida de control. El frenillo breve en el prepucio también suele acarrear problemas, ya que el pene se comba al alcanzar la erección.

Lo más importante son los datos obtenidos por la entrevista clínica.

La E.P afecta a la pareja, pero no es causal de anorgasmia femenina.

Los tratamientos existentes de la E.P. aprobados por la experiencia clínica y que pueden ser evaluados científica y razonablemente; son de dos tipos: campo médico farmacológico y campo sexológico. Actualmente es de rigor la implementación de tratamientos combinados: terapia sexual más medicación.

Reacciones ante la E.P.- angustia anticipatoria; -evitación de la fase de excitación; -conflicto conyugal, círculo vicioso; -intentos de compensación: dos o más relaciones, masturbación previa, continuación de movimientos coitales, simulación del orgasmo, orgasmo previo de compañera, etc.; - distracción; - castigos corporales; -evitación del coito; - autocrítica excesiva; - compañera colérica y frustrada o complaciente y sumisa.

Las causas psicológicas para: - el psicoanálisis, síntoma neurótico; sentimientos sádicos intensos hacia las mujeres (hostilidad inconciente con el propósito de rebajar y desafiar a la mujer con el fin de privarla de placer); - sistemas: la E.P. es una transacción entre los sistemas de la pareja; al servicio de las luchas por el poder; rebelión contra la madre controladora; - sentido común: sensibilidad excesiva a la percepción de sensaciones eróticas, distracción, alcohol, etc.; - concepciones actuales: patrón de eyaculación rápida en las primeras experiencias que posteriormente quedó reforzado por experiencias similares, ansiedad a medida que se alcanza altos niveles de excitación que desencadena el orgasmo involuntario.

CONCLUSIONES


El tratamiento actual de la E.P. contempla la terapia sexual breve focalizada y con tareas para el hogar. Las sesiones pueden ser sólo o acompañado. La medicación a demanda por ejemplo 25 mg de clorimipramina más 25 mg de sildenafil una hora antes del encuentro. Ejercicios de toma de conciencia de la musculatura pubeo coccígea, Kegel. Recomendaciones útiles son, las tres prácticas manuales o coitales por semana; las coitales con medicación incluyen juegos sexuales prolongados durante una hora, preservativo al comenzar los juegos no al penetrar, coito muy lento con ella arriba. También se puede contar la cantidad de movimientos para su evolución.
En el armado de la secuencia de ejercicios posibles hay que personalizarlos según el caso, teniendo en cuenta las habilidades de la pareja y la posibilidad de encuentros. Aprender a controlar con ayuda de su pareja y medicamentosa.
Si el varón no tiene pareja estable y solo ocasionales, o no practica el sexo por el temor que le representa la E.P. hay que incentivarlo a la práctica metódica de la autoestimulación con parada y arranque por lo menos tres veces, primero en seco y luego con aceite y el tratamiento psicológico focalizarlo también en su vida social de relación, mejorar su autoestima para que ingrese nuevamente en la vida sexual de a dos.
Así como se ha llegado a develar que el E.P tiene cierta anestesia para detectar sus estados eróticos previos en vez de hipersensibilidad; considero que tampoco carece de control, sino que el exceso de control es lo que no le permite gozar. En tal caso hay que preguntarse cuando se inicia el tratamiento a qué control inconciente está sujeto ese varón.


Lic. Olga Tallone, 2011