EXPERIENCIA EN COSTA RICA


 

 Cincelada  en mis  sentidos y memoria,  Costa Rica,  me ha cautivado y seducido. Por un lado su aspecto colonial y detenido en un tiempo fuera del tiempo; por el otro, el festival de monos, palmeras, volcanes, curvas, montañas, valles, frutas, religión. Tempranos amaneceres luminosos, la oscuridad que envuelve repentinamente el día; fibras, velocidad, evangelistas y testigos de Jeová compitiendo lugares en las calles y las plazas.

 La cordial recepción y la risa de Anita,  convierte mi llegada en algo singular. La primera persona que me contactaba desde el exterior para que la entrene y la instruya en Tantra y especialmente en mi método adecuado  a occidentales. Mi primera discípula.

 La problemática y represiva sexualidad de ese país me sorprendió. El Tantra no existía hasta que  lo nombré. Ana Segura también logró lo mismo pero por su eficiencia en cuanto a los medios de comunicación. Me presenta una agenda completa de Reportajes en radios, canales de Televisión y de Internet. Fechas de Seminarios en hoteles comunes, en hoteles SW, en sitios ubicados en plena capital de San José o en medio de la Isla Jesusita. Durante la estadía me llamaron de radio Caracol de Colombia y del diario      de Panamá.  Todo listo y montado para trabajar, conocer, divertirme y descansar como nunca lo había hecho en mi vida. Con el Pacífico que  mojaba mis pies, los monos durmiendo en las palmeras, el ruido sorprendente de los cocos maduros, el olor de una vegetación exuberante, me hundía en sueños más profundos que el océano.          
 
 El cálido saludo de los ticos ¡Pura Vida! Los pinta de cuerpo y alma. Convencida que el Tantra es la solución y una instancia superadora a cualquier otra, respecto de la sexualidad; comenzó mi peregrinación. Sin ser dogmática, considero sobrepasar la insistencia del religioso. Y de a poco el Tantra se iba filtrando en las noches de playa de Montezuma, en casas de amigos que hice en Paquera, con rituales de meditación y respiración en la mágica Isla Jesusita.

                            
 Feliz del bien desplegado para la evolución de las personas; he regresado sólo pensando en volver. Con mi método ya más sistematizado y contextualizado a estos países caribeños.  Sólo pensando en volver  está transcurriendo el tiempo y se acerca la fecha de un nuevo encuentro tántrico.


 Reconocimiento y Gratitud a Ana Segura y a todos los ticos.

Mi abrazo sagrado e infinito, Olga Tallone

 
EXPERIENCIA EN COSTA RICA
 
EXPERIENCIA EN COSTA RICA
 
EXPERIENCIA EN COSTA RICA
 
EXPERIENCIA EN COSTA RICA
 
EXPERIENCIA EN COSTA RICA
 
EXPERIENCIA EN COSTA RICA
 
EXPERIENCIA EN COSTA RICA
 
EXPERIENCIA EN COSTA RICA
 
EXPERIENCIA EN COSTA RICA
 
EXPERIENCIA EN COSTA RICA
 
EXPERIENCIA EN COSTA RICA
 
EXPERIENCIA EN COSTA RICA
 
EXPERIENCIA EN COSTA RICA
 
EXPERIENCIA EN COSTA RICA
 
EXPERIENCIA EN COSTA RICA
 
EXPERIENCIA EN COSTA RICA
 
EXPERIENCIA EN COSTA RICA
 
EXPERIENCIA EN COSTA RICA
 
EXPERIENCIA EN COSTA RICA
 
EXPERIENCIA EN COSTA RICA